Los esfuerzos de Tegucigalpa para lograr un desarrollo urbano sustentable

Tegucigalpa, la ciudad más grande y poblada de Honduras, se ha convertido en un punto focal de desarrollo en los últimos años.


Después de que el huracán Mitch azotara la región en 1998, la topografía se volvió aún más compleja de lo que ya era. La ciudad se volvió altamente vulnerable a nivel vial, a nivel de mercado y con agua y saneamiento. Es por esto que para sus comunidades se convirtió en una prioridad lograr un desarrollo urbano sustentable.


Reconociendo que su río necesitaba saneamiento, comenzaron a trabajar en el corredor urbano-ambiental de Choluteca. También han reconocido que existe un problema de recuperación del espacio público ya que sus habitantes dejaron de ir al centro. Teniendo esto en mente, comenzaron a trabajar en un proyecto transversal multi-sectorial para hacer un desarrollo integral de muchos parques de la ciudad.

Algunos de sus objetivos para reformar el centro histórico incluyeron: la recuperación del río y la cuenca urbana (incluyendo acceso a parques en la costanera, conexión a espacios verdes, interceptor de descarga de aguas residuales), la revitalización y densificación urbana (corredor de desarrollo que se conecte con el río Choluteca, revitalización del centro urbano “La Peatonal”), y mejorar la movilidad y accesibilidad (conectar la trans450 a zonas céntricas, centros peatonales, racionalización de la oferta de estacionamiento).


Su prioridad era que los parques y espacios públicos fueran utilizados para el arte, espectáculos de danza y todo tipo de expresión cultural. Para ellos era importante convertir los espacios en un atractivo para quienes no vivían en el centro histórico, especialmente para las generaciones más jóvenes, y a la vez hacerles sentir que tenían un espacio donde podían disfrutar de diferentes tipos de actividades.


Esta es una de las iniciativas documentadas por Towards the Human City.

Amanda Ortiz
Amanda Ortiz
Amanda es una practicante de comunicaciones en GlobalCad.